Dieta triatlón: ¿Cuál es la alimentación más adecuada para un triatleta?

Dieta triatlón: ¿Cuál es la alimentación más adecuada para un triatleta?

¿Quieres saber cuál es la mejor alimentación que puede añadir un triatleta a su día a día? Te cuento todos los detalles

Participar en un triatlón no es ninguna broma. Como ya te he mencionado a través de mi blog, se trata de una de las pruebas más duras dentro del atletismo, una que pondrá al límite todas tus capacidades. Los consejos para preparar el primer triatlón son muchos, pero incluso un veterano siempre puede aprender algo nuevo. Uno de los puntos cruciales para cualquier deportista es llevar una buena nutrición en el entrenamiento, algo en lo que un nutricionista deportivo online puede ser de ayuda. Pero, ¿cuál debe ser la alimentación de un triatleta? 

¿Cuál es la dieta de un triatleta? 

Partamos de la base que practicar cualquier tipo de deporte requerirá de una dieta variada y equilibrada y en la que proteínas e hidratos jugarán un papel muy importante. En el caso del triatlón ésta deberá llevarse al dedillo pues se trata de una disciplina que cuenta con pruebas muy exigentes a nivel físico: natación, ciclismo y running. 

Por supuesto, la distancia del triatlón es muy importante y también será un aspecto clave a la hora de preparar una dieta acorde a nuestra condición física. A pesar de que los objetivos sean los mismos, no es igual preparar un triatlón de corta distancia a uno de larga y media donde la nutrición será vital a la hora de obtener el rendimiento previsto. 

Conociendo el tipo de competición al que vas a enfrentar, hay un factor que no difiere de una a otra: las fases de alimentación. Y es que un triatleta deberá de enfrentarse tanto a una etapa de alimentación durante el entrenamiento como otra de cara a los días previos de la competición.

Dieta de un triatleta durante el entrenamiento

Durante esta fase, el deportista deberá de tener un objetivo en mente: cumplir con un entrenamiento exigente y a la vez lograr una muy buena alimentación. Gracias a estos dos factores se podrá alcanzar un rendimiento óptimo a nivel físico y reducir los niveles de grasa, repercutiendo así en la bajada de peso. 

Para llegar a esos niveles recomendados, la introducción de la dieta deberá de ser paulatina, sin ser demasiado estrictas en un principio. Algunos de los puntos por los que se pueden comenzar y recomendar son: 

  • Añadir hidratos de carbono. Algunas cantidades recomendadas oscila entre los 3-5g/kg/día en forma de pasta, pan, patata o arroz por ejemplo.
  • Reducir las grasas
  • Comer algo antes de comenzar el entrenamiento

Este proceso puede alargarse unas cuantas semanas, pero una vez alcanzado tocará dar el siguiente paso. Todavía no daremos el pistoletazo de salida a la dieta previa a la competición, pero sí seremos más exigentes con la alimentación durante el entrenamiento. En la misma mantendremos el aporte adecuado de hidratos de carbono, vigilar la cantidad de agua de ingerimos al cabo del día o incluso barajar la posibilidad de introducir suplementación previa/posterior a los entrenos. 

Dieta de un trialeta de cara a la competición

Aquí es cuando las cosas se ponen serias. Las semanas previas a la competición requerirán de una gran dedicación por parte del deportista. Deberás ser capaz de cumplir con creces en los entrenamientos y posibles simulaciones de la competición. El descanso se convertirá en una parte clave de este proceso, sumado por supuesto también a la alimentación. 

Durante un triatlón estamos expuestos a muchos problemas y situaciones inesperadas; entre ellos temas gastrointestinales, deshidratación o no poder mantener un ritmo a raíz de una dieta o alimentación que no se ha realizado de forma adecuada horas o días previos a la competición. Todos ellos podrían desembocar en graves problemas como hiponatremia, hipertermia o fatiga, entre otros. 

Para ello, tendrás que centrarte en algunos puntos que ya conoces de sobra durante la fase de entrenamiento, pero exigirán un extra de compromiso. Los más importantes y a destacar son: 

  • Los hidratos jugarán un papel importante, ahora más que nunca, teniendo que introducir una sobrecarga de los mismos días previos a la competición. 
  • No deberemos de saltarnos ninguna de las comidas
  • No probar alimentos que no hayamos comido antes, sólo así podrás evitar desagradables reacciones. 
  • Mantenerse constantemente hidratado. 

Estos consejos son tan sólo la punta del iceberg a la hora de preparar un triatlón por primera vez o querer subir un escalón de dificultad. Te recomiendo encarecidamente que, para obtener los mejores resultados, consultes con tu nutricionista deportivo. En mi caso y como entrenador personal online también podré asesorarte.

Noticias relacionadas

A la hora de preparar tu primer triatlón, la piscina puede convertirse en uno de los mejores aliados para mejorar la técnica

¿Cómo puedes calcular tus zonas de entrenamiento en natación y triatlón? Te mostraré este test que incluyo en mis planes de entrenamiento y cómo puede ayudarte

¿Qué puedes encontrar en un plan de running online personalizado? Te mostraré todo lo que incluyen mis planes y cómo pueden ayudarte